Come carne y no hagas caso a la OMS

Supongo que te habrás enterado de la noticia de la semana pasada. Según la OMS, la carne procesada aumenta el riesgo de producir cáncer de colon, además de decir que la carne en sí misma puede ser potencialmente peligrosa.

Hay muchos puntos discutibles en estas afirmaciones, que cuanto menos, son bastante atrevidas. Por un lado, nos advierten del peligro de padecer cáncer (un tema que siempre asusta) debido a la ingesta de carne, mientras que por otro lado nunca mencionan los carbohidratos complejos. No escuchamos decir que los cereales integrales que recomiendan desde las pirámides alimenticias puedan ser cancerígenas. Suena extraño que no se metan con las grandes multinacionales del azúcar, aunque en realidad, no es nada extraño. Desde los años 70 y con McGovern a la cabeza ha habido una defensa a ultranza de los intereses económicos de la industria alimenticia sobre los intereses de la salud de las personas.

Siempre hemos defendido la carne de pasto, ya que no es lo mismo ésta que un animal alimentado en ganadería intensiva y atiborrado de antibióticos y hormonas. En los medios no se diferencian una de otra, lo mismo que tampoco se hace entre el procesamiento de un jamón de pata negra respecto a unas salchichas "industriales". Los detalles siempre importan, y más en este caso.

El problema es que si miramos un estudio observacional (como los utilizados por los expertos de la OMS), cualquier cosa puede producir cáncer, ya que existe una predisposición genética a tenerlo. Da igual que hayas cuidado tu alimentación desde pequeño: puedes tener la mala suerte de padecer cáncer. Y si los informes en los que se basa la OMS son estudios observacionales (que parece ser así), éstos nunca han indicado causa de nada. Es decir: no existe una causa-efecto directa, sólo intuimos que por los datos debe haber una causa y extraemos una conclusión, y ésa es la que ha sido tan sonada en televisión. Existe un estudio muy curioso que dice que comer cualquier cosa a cualquier hora puede producir cáncer de colon. ¿Esto es indicativo de algo? Podríamos concluir que beber agua produce cáncer, pero sería una insensatez decir eso. Sin embargo, algo parecido ha pasado con la carne en esta ocasión.

El cáncer es un arma muy poderosa de manipulación, pero no debemos caer en las garras de aquellos que no quieren perder su trono. Quizás deberíamos dejar a un lado la teoría somática del cáncer y abrazar de nuevo la teoría metabólica que tan esperanzadores resultados están obteniendo, sin necesidad de aniquilar células de nuestro organismo con la vaga esperanza de derrotar al cáncer, esperanza que hoy en día está muy lejos de ser una certeza. Antes de manipular la información, deberíamos saber con qué estamos tratando y, sobre todo, hablar con cierta propiedad, ya que es una falta de respeto a todas aquellas personas que no sólo intentan mejorar sus hábitos alimenticios, sino que se encuentran dentro de una lucha como la del cáncer.






Comparte Nuestro contenido