Estatinas: un peligro para la salud

A cualquier persona que haya tenido problemas con el colesterol, y que haya acudido a la medicina actual, conocerá el término estatinas. Otros, gracias a algún amigo, familiar, o navegando por internet, han visto algo parecido a "las estatinas son malas". Nosotros somos firmes en esto: las estatinas no son la solución porque no atacan al problema.

¿Qué se ha considerado durante tantos años el problema? La cantidad de colesterol. Hace 50 años el límite estaba en 250, ahora en 210, y quien sabe si dentro de unos años en 180. Pero durante no ya los últimos dos o tres años, sino diez o quince, se está viendo que el colesterol total no es el problema, sino la manera en que se transporta.

Pero volvamos a las estatinas. ¿Qué es lo que hacen? Inhiben la enzima HMG Coa reductasa en la vía de mevalonato, una vía que termina produciendo colesterol. El problema es que esta enzima está al principio del proceso, anulando otros subproductos además del colesterol, como las ubiquinonas, entre las que se encuentran la coenzima Q10, esencial en el funcionamiento mitocondrial de las células. Además, se suprime la producción de otras moléculas esenciales para la producción de insulina, llegando a influir en el desarrollo de diabetes tipo II.

¿Seguís queriendo tomar estatinas, o preferís un simple cambio de hábitos alimenticios? Las cartas están en vuestra mano.






Comparte Nuestro contenido