Entrenador Personal

PROGRAMA: EJERCICIO Y PÉRDIDA DE PESO


El enfoque actual del entrenamiento como método de pérdida de peso se basa en realizar horas y horas de ejercicio de baja intensidad. El mundo del fitness se encuentra repleto de clases colectivas donde siempre se repite la misma secuencia: una leve pérdida de peso inicial con un posterior estancamiento del peso, que suele derivar en más ejercicio aeróbico y, por tanto, en la aparición de otros problemas como el aumento del riesgo de lesiones, pérdida de masa muscular, etc. Por último, se produce el abandono por desilusión, pensando que la culpa es nuestra o que no estamos destinados a tener un cuerpo saludable.

El enfoque que te proponemos en Protraining Center es totalmente distinto. No vemos el ejercicio como un fin en sí mismo para la pérdida de peso, sino como un medio por el cual nuestro cuerpo, por sí sólo, terminará quemando esa grasa corporal. No queremos que sólo quemes esas calorías que te sobran mientras haces ejercicio, sino que lo hagas incluso estando sentada en el sofá. ¿Cómo lo hacemos? Mediante el entrenamiento de fuerza.

testimonio perdida de peso

Raimundo Quílez

Ver testimonio

Nuestros músculos son nuestros mejores aliados en la pérdida de grasa corporal. Gracias a su actividad metabólica (es decir, a la energía que consumen) nuestro cuerpo invierte sus recursos energéticos en ello. Por lo tanto, cuanta más calidad muscular tengamos, no sólo seremos más fuertes, sino que nuestro cuerpo requerirá de más recursos, es decir, necesitaremos quemar más grasa para sólo mantener nuestro tejido muscular. Además de mejorar la calidad de nuestra musculatura, el ejercicio tiene otros beneficios, como una mejora del entorno hormonal que nos permite, entre otras cosas, ser más eficientes en el uso de los recursos energéticos o disminuir problemas relacionados con desajustes hormonales.

El único modo de mejorar nuestro sistema muscular es mediante el entrenamiento de fuerza, todo lo contrario a lo que sucede cuando nos excedemos de ejercicio aeróbico, es decir, cuando realizamos más y más clases colectivas. Nuestro cuerpo entra en un estado de conservación de energía del que sólo puede salir consumiendo su propio tejido muscular: todo lo opuesto a lo que buscamos. Por eso, es necesario generar un estímulo suficientemente intenso, de poca duración y con varios días de recuperación. Se ha visto en numerosos estudios que personas que realizaban gran cantidad de horas de ejercicio quemaban las mismas calorías que aquellas que hacían pocos minutos. Es una cuestión de eficiencia energética: nuestro cuerpo gastará menos energía en acciones fisiológicas como respirar, el latido del corazón, etc. Por lo tanto, nuestra misión es realizar no más de 1-2 sesiones semanales para dotar al cuerpo del estímulo suficiente y durante no más de 30 minutos.

A diferencia de lo que muchas mujeres piensan, ganar masa muscular es algo difícil de conseguir: necesita de constancia y resulta más complicado que en hombres. Ganar 1 kg de masa muscular apenas es perceptible, pero aumenta el gasto calórico lo suficiente como para quemar esa grasa que queremos eliminar.

Todo esto debe ir acompañado, además, de un alimentación adecuada. Nuestro trabajo puede no dar los frutos deseados debido a una inadecuada alimentación. No es necesario pasar hambre: sólo debemos dotar al cuerpo de aquello que realmente necesita y disminuir la cantidad de aquello que tiene en exceso.

PROGRAMA DE PÉRDIDA DE PESO


Los ejercicios que señalamos a continuación son los trabajos de forma más habitual durante las sesiones del programa. Estos ejercicios son susceptibles a modificación por características específicas de cada persona, soliendo incluir 1 o 2 más específicos para cada persona.